En abril de 2016 se aprobó el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos) (DOUE 4.5.2016).

Esta nueva regulación, que por primera vez se hace a través de un reglamento europeo, comportará cambios significativos en la protección de datos de carácter personal, tanto desde el punto de vista de los derechos de las personas, como de las obligaciones de las personas y entidades que tratan datos de carácter personal.

En este apartado se ofrece información sobre los aspectos más relevantes del contenido y del proceso de entrada en vigor de la nueva regulación. Esta información se actualizará o ampliará a lo largo del período transitorio de adaptación al RGPD.

En algunos casos, las recomendaciones o interpretaciones que se ofrecen pueden ponerse en práctica de forma casi inmediata, porque tienen que ver con actuaciones que debieran iniciarse ya durante el periodo de dos años entre la entrada en vigor y la aplicación del RGPD. Un ejemplo, como luego se verá, sería el de la adaptación del modo de obtención del consentimiento.

En otros casos, esas recomendaciones o propuestas solo deberán tenerse en cuenta en el momento en que el RGPD sea de aplicación. Su inclusión en la Guía obedece fundamentalmente al propósito de que las organizaciones vayan asumiendo la idea de que deberán adoptar determinadas medidas o seguir determinados criterios y ofrecer una primera aproximación al modo en que debería hacerlo, de forma que puedan ir anticipando la puesta en práctica a partir del momento en que sea ya legalmente obligatorio. 

La Autoridad Catalana de Protección de Datos, en colaboración con la Agencia Española de Protección de Datos y la Agencia Vasca de Protección de Datos está elaborando diversos documentos y herramientas que complementan estos materiales y que desarrollan más ampliamente algunas de sus secciones. Este catálogo de recursos dirigidos a la puesta en marcha de la nueva normativa se ampliará a lo largo de 2017 y 2018.

Así mismo también se puede encontrar el texto del Reglamento en las versiones en lengua inglesa y castellana y una traducción no oficial al catalán.