• Imprimir

Autoridad

Bienvenida de la directora

Bienvenidas y bienvenidos a la web de la Autoridad Catalana de Protección de Datos.

En la Autoridad Catalana de Protección de Datos velamos para garantizar el derecho a la protección de datos personales, en el ámbito de las competencias atribuidas por el Estatuto de autonomía de Cataluña. Informamos sobre los derechos en esta materia, como se ejercen y qué hay que hacer si no se respetan. También asesoramos sobre las obligaciones que prevé la legislación y controlamos que las entidades las cumplan adecuadamente.

Estas obligaciones toman una relevancia especial en la nueva sociedad digital que estamos creando entre todos. Los datos, y muy especialmente los datos personales, se han convertido en la base del desarrollo económico, social y político.

Las tecnologías emergentes están determinando nuestra forma de vivir y de relacionarnos, a partir del tratamiento de nuestros datos personales, y han impulsado la reforma de la normativa europea de protección de datos. Esta reforma se hizo efectiva el año 2016, con la aprobación del Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y el Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas con respecto al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, también denominado Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

A partir del 25 de mayo de 2018, el RGPD es obligatorio en todos sus elementos y de aplicación directa a cada uno de los estados miembros de la UE.

El Reglamento supone un cambio de modelo en el ámbito de la protección de datos y regula una nueva manera de entender y garantizar el derecho a la protección de datos y, en consecuencia, el conjunto de derechos y libertades de las personas.

Con esta visión de futuro, la Autoridad Catalana de Protección de Datos centra sus esfuerzos en alcanzar los dos grandes objetivos que orientan el RGPD: por una parte, reforzar los derechos de las personas, proporcionándoles herramientas para mantener un control efectivo sobre sus datos personales; por otra parte, conseguir que las entidades asuman un firme compromiso con los derechos y libertades de las personas, a partir del principio de la responsabilidad proactiva y demostrable y de un enfoque al riesgo que permite adecuar las actuaciones a los riesgos reales de los tratamientos que se lleven a cabo. 

Recibid, pues, mi saludo y mi bienvenida. 

 


Maria Àngels Barbarà i Fondevila

Directora de la Autoridad Catalana de Protección de Datos 

 

Trayectoria profesional de la directora